¿Qué es la Alta Literatura?

Según algunos

Alta Literatura es el cuervo de Poe tocando a tu ventana, para luego posarse en el blanco busto de Pallas. Es la letra que encanta al crítico, pero no está escrita para él. Si contáramos los autores que viven de la docta opinión de los catedráticos de la Lengua, un muñón nos sobraría como ábaco.

La Alta Literatura vive en el pueblo, en el público que reflexiona, aprende, se enriquece y por sobre todas las cosas se divierte con lo que lee. No depende de grandes recursos literarios ni palabras altisonantes —esas son meras herramientas que embellecen y refinan la historia que demanda ser contada, que tú quieres escuchar aún sin saberlo.

Alta Literatura es la que te sube a sus hombros para que veas más lejos desde lo alto. No la que te aplasta con su grandilocuencia y se va a conversar con los habitantes endiosados de un Olimpo tambaleante.

Según otros…

Alta Literatura es aquella que te llega al alma. Es la Literatura que te acompaña incluso después de cerrar el libro. Es la Literatura leída una y otra vez, y siempre parece un texto diferente, nuevo, fresco y actual.

Alta Literatura es aquella que te cambia por dentro y por fuera y te hace crecer como persona: alimenta el alma. La Alta Literatura es esa que respeta al lector, respeta al autor.

La Alta Literatura también te entretiene, te hace reír, pasar un buen rato. Al mismo tiempo, te puede asustar, imprimir imágenes en la memoria, tatuar la memoria con imágenes, frases, instantes.

La Alta Literatura es como un buen plato de comida, un menú completo, un jugo de frutas, un buen vino, whisky, ron… un refresco de cola.

La Alta Literatura es esa a la que no puedes ponerle precio. Al mismo tiempo, en ocasiones no puedes regalarlo, en otras te es necesario compartirla para que otras personas la disfruten como tú.

La Alta Literatura es tan necesaria como respirar.

Mientras que otros entienden que la Alta Literatura…

Es la voz de la humanidad que desde las atalayas del tiempo mira al hombre en sus virtudes y defectos todos sus delirios ante su propio carácter finito de mortal. Alta Literatura es la mejilla del infierno necesario donde los demonios nos sonríen y nosotros los emulamos aun cuando late una esperanza multicolor. Es la muerte y la vida en un breve espacio donde la felicidad se queda en espera de su momento mientras se escudriñan las muchas verdades. Es el rojo que cae en la tierra y se hace lodo marrón en jeroglíficos cuando bien sabemos que la eternidad es un efímero pretexto.

No obstante

Olvídate de todo lo anterior. Tratar de definir qué es la Alta Literatura es como tratar de definir al Amor. Todos te darán un concepto diferente, válido y acertado. Sin embargo, de todo lo antes expuesto, podemos resumir que hay un consenso en que la Alta Literatura es una línea de comunicación directa entre el autor y el lector. Creo que después de eso, lo demás, no es importante.